Mis navidades este año....

Las navidades del año pasado ya fueron un poco agobiantes para mi, trabajaba al 80%. 
Este año no quiero saber nada en absoluto de decoración navideña, ni de mercadillos de navidad, ni de compra de regalos ni nada de eso.

1. Porque trabajando donde trabajo llevo "celebrando" la navidad desde finales de octubre y ya no me resulta especial.

2. Porque en los mercadillos navideños siempre hay un montón de gente, y de nuevo porque trabajando donde trabajo ya no me quedan ganas de meterme en aglomeraciones de gente, tengo bastante con aguantar la cantidad de gente que pasa por donde trabajo. Y cuando digo aguantar es que además mucha gente por estas fechas es insoportable, si nosotros pobres empleados cometemos un pequeño fallo o algo no está de su gusto ya somos unos ogros malísimos que hemos destrozado su espíritu navideño, que menudo espíritu cuando vienen a pasar un domingo y no comprenden que nosotros estamos ahí sacrificando nuestro tiempo libre por ellos. Y ojo, que no tengo nada en contra de los mercadillos, los de navidad ni los de ningún tipo, son eventos que me gustan mucho, lo que me agobia este año son las aglomeraciones de gente.

3. Porque este año trabajo al 100% y no tengo nada de tiempo para salir a la búsqueda de regalos para las fechas, a parte que los pocos ratos libres que me quedan quiero disfrutarlos descansando y no metiéndome en mas aglomeraciones de personas agobiadas en busca del super regalo super perfecto para el sobrino con el que tienen que quedar bien porque le ven una vez al año.

4. Porque no es necesario hacer regalos a nadie, sobre todo cuando se sabe que esas personas lo tienen todo y que no necesitan de nada mas. Regalos que después terminan en el fondo de un cajón.

5. Porque prefiero gastarme el dinero en cosas como entradas al teatro, una cena en compañía, en un billete de avión para hacer una visita inesperada a la familia o depositarlo en la cuenta de ahorro para el posible futuro cambio de piso.

Lo que mas me alegra es que veré a mi hermano, aun que sea por un par de horas y sea por noche vieja, podré estar con él un ratito. Es un buen regalo.
El otro buen regalo es saber que a mi marido le han subido un poquito mas el sueldo y le van a dar un par de horas mas de trabajo a la semana.

Solo me pido este año poder disfrutar de un par de días de tranquilidad, un par de días seguidos libres (llevo un mes librando un día cada semana), un par de días de pijama sin salir de casa y como mucho ir en pijama hasta casa de la familia a cenar. Hablo de pijama, y yo en estas fechas soy la primera a quien le gusta ir arreglada a las cenas en familia, pues imaginar como estoy este año de agotada para decir que estoy dispuesta a cenar en pijama.

Para quienes podéis, disfrutar de la compañía de los vuestros, disfrutar del encanto de envolver regalos y ver la cara de sorpresa de esa persona al abrirlos, disfrutar de los mas pequeños de la casa que el tiempo pasa volando y luego nos convertimos en adultos malhumorados como quien escribe estas palabras, disfrutar de las buenas cenas en buena compañía, disfrutar hasta de ese cuñado que os cae mal, sacarle el lado positivo a esas cenas caóticas en familia.

¡Pasarlo bien!

Comentarios