Simplificado

¿Os acordáis de mi anterior publicación?
Contaba que tenía ganas de reducir mi armario, de neutralizar mi vestimenta. Lo he conseguido pero a mucha mayor escala.
He tenido tres días en el trabajo que tendría que haber pasado tirada en el sofá sin hacer absolutamente nada porque estamos de trabajo hasta arriba y el cansancio me puede, pero si no aprovechaba a hacer limpieza y poner orden en estos tres días de trabajo no lo hubiera hecho hasta dentro de mucho tiempo.
La idea principal era dedicarme a ordenar y clasificar la ropa, el resultado final ha sido una completa reestructuración del piso en el que vivimos mi marido y yo. Si, al final mi proceso ha terminado contagiándole y hemos puesto orden en nuestras vidas.

En resumen, toda esa ropa que estaba en el armario por la pena o por el cariño ha pasado a otra vida y nos hemos quedado con esas prendas que de verdad usamos, tendíamos a que esas camisetas que ya no usamos se utilizaban como pijama y de esta manera seguían acumulándose en el armario. Yo por ejemplo tenía vestidos que en su día me quedaban increíblemente bien y me los puse hasta la saciedad hasta que terminaron hechos polvo que los guardaba por el cariño, la pregunta es ¿para qué? ¿por qué quiero guardar una prenda que hace años que no me pongo y que además está destrozada?
A parte de eso he procurado quedarme con lo mas neutral, se que una mujer tatuada de por si ya es algo poco neutral, pero la vestimenta dice mucho mas de lo que nosotros podemos pensar, es parte del lenguaje no verbal y de lo que se transmite.

En cuanto a la vestimenta del hogar hemos hecho algo similar y nos hemos quedado con las cosas importantes, a grosso porque estoy segura de que en los cajones todavía quedan trastos que están ahí para el por si a caso. Hasta nos hemos deshecho de la mesa de escritorio y hemos convertido nuestra estantería expedit de Ikea (en su nueva versión conocida como Kallax) de 2 de ancho x 4 de alto en nuestro central media, colocando la estantería en horizontal (4 de ancho x 2 de alto) usando así la parte de arriba como mesa. Ganando espacio visual y aire en el rincón donde teníamos puesta la estantería, además de tener un trasto menos en casa porque la tabla que teníamos como escritorio estaba tan combada del uso que cualquier día teníamos todo en el suelo. Además que el mueble que usamos ahora como mesa es mas estrecho y ganamos mucho espacio en nuestro pequeño piso de una habitación.

Aprovechando a que hemos desmantelado toda la casa hemos hecho esa conocida limpieza de otoño, limpiando por ejemplo cosas como los marcos de las ventanas por fuera y dentro de las ranuras o las persianas, que son esas cosas de las que uno se acuerda o saca ganas una vez al año (al menos en mi caso, no es que sea una cerda pero tampoco soy una obsesionada de la limpieza extrema, en mi casa se vive, no es de esas casas en las que no se puede tocar nada de nada porque "se mancha").

La conclusión, la idea y la intención de todo esto a partir de ahora es vivir de manera mas simple, no minimalista porque eso es un estilo de vida que creo que no alcanzaré nunca, pero si simplificando usando por ejemplo ropa de cama blanca y negra en líneas muy básicas para no tener problemas con la decoración y que no pase eso de que luego "el color de la cama no va a juego con el de las cortinas" (en este caso un ejemplo hipotético porque la única cortina que hay en casa es casi traslúcida y es blanca, y está para que el sol no le de directamente a la pantalla del ordenador), se consigue una sensación de calma y orden simplificando ese pequeño detalle. Y mas en el mini piso de una habitación en el que vivimos que cualquier color que pongamos come espacio visual.
Me siento muchísimo mejor, siento alivio, me siento mas ligera, siento que me he desprendido de objetos que me ataban en cierto modo al pasado, y ahora mismo me importan el aquí y ahora y el futuro próximo.

Menos es mas. Y llamarme exagerada o lo que queráis pero haceos preguntas como estas a vosotros mismos...
¿para que quiero tres vajillas diferentes ocupando espacio y cogiendo polvo si la que utilizo es solamente una?
¿para que necesito siete fundas de edredón diferentes si me vale con la que está puesta en la cama y otra de recambio para cuando echo a lavar la una?
¿por qué guardo la entrada de un concierto al que fui hace cinco años y así una caja llena de estas cosas?

Podemos disfrutar de una vida de comodidad, pero a veces nos pasamos de cómodos queriendo y teniendo cosas que ni si quiera utilizamos una sola vez en la vida.

A partir de ahora intentaré vivir una vida un poco mas simple, procuraré no comprar cosas innecesarias que luego queden en un cajón olvidadas hasta que el día en que me muera alguien las tenga que recoger. Y eso que considero que soy una persona con poco, se que hay gente que tiene, tiene y tiene, y acumula por tener. Yo intentaré no hacerlo y gastarme el dinero en viajar, en pegarme una cena con mi marido, en tatuarme, en disfrutar de un masaje, o en cosas que realmente me hagan falta. Por el momento se que le compraré a mi marido un abono para ir al gimnasio, porque está en proceso de adelgazar seriamente y se que le vendrá genial para sentirse mejor.


Saludos y hasta la próxima.

Comentarios

  1. wow!! Menuda pedazo de limpieza. Mi mayor enhorabuena! Me he sentido muy identificada. incluso en lo pequeño del piso jajaja. A mi me encanta hacer esas cosas. Conoces el proyecto 333 para ropa? algun dia me atrevere... jajaja. me gustaria que mi marido se contagiara tambien con esas cosas... :-)))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!