Consumo

Todo este proceso de simplificar mi vida también va acompañado de simplificar mi línea de vestimenta y hace unos meses me enamoré de unas gafas sumamente caras, que cuando me las puse en la óptica y después de ver el precio por mi cabeza cruzó la pregunta de por qué me las tendría que haber probado.
El caso es que después de publicar aquello de el valor de las cosas (un post que he trasladado del anterior blog a éste) y buscarlas en tiendas online, encontré una tienda donde poder pedirlas en España. Aquello no dio buenos frutos porque cada 15 días me decían que el envío tardaría otras dos semanas, y después de prolongar el envío dos veces me dijeron que tardarían un mes así que mi buen marido, que me consiente demasiado a veces, buscó otra posible tienda a precio europeo y encontró una tienda que hace sus envíos desde Francia. El precio de la montura no varía de una tienda a otra en este caso así que no se si pensar que es un precio que la marca ha establecido para ciertas regiones, eso sí que cuando llegaron hubo que abonar 39 francos suizos por costes aduaneros (en euros unos 32). Por lo que he hecho mis cálculos y aun así siguen siendo muchísimo mas baratas que comprarlas aquí en la óptica. También he estado indagando de lo que mas o menos cuestan unos cristales de mi graduación en España y creo que después de todo la gafa completa me saldrá al precio de lo que aquí solo me costaba la montura.

No suelo ser de esa clase de personas que lo compran todo fuera de Suiza (ni de las que se van desde Zürich a Basel a coger un avión porque al final salga 100 francos mas barato porque a la hora de viajar empiezo a pensar en práctico y prefiero gastarme un poquito mas dentro de lo que mi bolsillo me permita) hay muchos residentes en este país que hacen la compra mensual en Francia, Alemania o Austria según les pille mas cerca de la frontera. Creo que en ciertos aspectos hay que fomentar el consumo local, intentar consumir los productos diarios dentro del mismo país, procurando como hago con los alimentos ver que la procedencia sea a nivel nacional y como mucho de países vecinos. Con ello se fomenta la agricultura, se fomenta mínimamente la industria, y también los puestos de trabajo (si, las cajeras también necesitan su trabajo y si dejamos de consumir en estos sitios se perderán puestos de empleo tan básicos como esos). 
Por otro lado ya conocéis mi opinión sobre esos artículos de marca que valen dos o tres veces mas en Suiza que en países comunitarios solo por el hecho de que se gana mas.

En este caso he hecho una excepción, como lo hice hace un par de años cuando compramos en Alemania la chaqueta de invierno de mi marido que la misma chaqueta aquí costaba en euros unos 200 mas que en el país euro vecino.

Aun que sea un gesto consumista, porque me podría haber conformado con alguna gafa mas económica comprada aquí, quiero poder darme el capricho de llevar unas gafas con estilo, independientemente de la marca, y que esta vez me he dado cuenta de que comprar un objeto caro vale la pena porque viene presentado en una funda de cuero dentro de una caja de diseño todo de una tan buena calidad que jamás hubiera pensado.

A veces si que vale la pena gastarse un poco mas de dinero.

Comentarios

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!