Suiza: no todo es oro

Bien es cierto que hay muchos países en Europa donde la tasa de paro es muy baja o casi nula, pero todo hay que verlo a través de la lupa de la realidad. 
Son muchos los que se marchan de los países del sur europeo a probar suerte al centro o al norte del continente, a países mas ricos como Suiza, Noruega o Suecia en los que el nivel de paro es muy bajo si lo comparamos con las tasas españolas o italianas. Y no todo es como lo pintan en Españoles por el Mundo, ese famoso programa de televisión del que seguro mas de alguno ya habéis visto algún capítulo. Y me he inspirado un poco en lo último que he visto de Jordi Évole en Salvados, emitido el día 24 de febrero de 2013: Inmigración española.

Me gustaría aclarar un poco a todos aquellos que salen de sus países a probar suerte, y es que el hecho de que haya menos paro no quiere decir que a los que vengan les vayan a dar un puesto de empleo según pasen la frontera. Ojalá fuera así y yo me alegraría por todas esas familias que lo pasan mal, pero aquí en Suiza sale en las noticias que los albergues de lugares como caritas están al máximo y se quedan sin capacidad y sin recursos, se ven desbordados y la mayoría son personas procedentes de España.
Hay personas que vienen con un dinero mínimo en el bolsillo pensando que Europa es la panacea laboral y se encuentran aquí con que la realidad es otra, ya no es como cuando hace 50 años nuestros abuelos y padres venían en busca de trabajo y se lo daban. Ahora el mundo laboral es muy exigente, hay quien tiene suerte y sin saber el idioma va encontrando trabajos pero hay que venir preparado, sabiendo el idioma y con un pequeño colchón monetario porque el nivel de vida es muy diferente.

Voy a hablar de lo que yo conozco, que es Suiza, pero hay países en los que esto es bastante similar.
Para el alquiler de un piso piden una caución, una cantidad de dinero equivalente a dos o tres meses del alquiler de un mes, un dinero que se queda parado en una cuenta bancaria como seguro para la persona dueña o la gestoría de la vivienda. Es un deposito que se devuelve al dejar el piso en las condiciones tal cual se encontró al entrar a vivir, y de haber desperfectos se pagan con ese dinero.
Se considera que un alquiler equilibrado a lo que uno gana debería ser como mucho un tercio del sueldo que uno gana, digo debería porque hay casos en que no se puede de otra forma y hay que ajustarse el cinturón. Por poner un ejemplo de un caso sencillo y ficticio, si una persona gana 3000 francos al mes, un alquiler ajustado y equilibrado a su bolsillo debería ser de 1000 francos.

También hay que tener en cuenta la sanidad privada, hay que contratar un seguro privado y pagar una mensualidad, que el seguro básico ronda los 300 francos. Mas los costes de transporte público, que también es un gasto necesario para poder trabajar, aun que yo en verano suelo moverme muchísimo en bicicleta, al menos hasta finales de octubre que es cuando el frío se me hace imposible. Añadir los gastos de calefacción una vez al año en caso que no estén en el alquiler. 400 francos anuales que se pagan a una entidad (Billag) solo por la posibilidad poder ver la televisión en casa, yo como no tengo televisión no los pago, lo veo un gasto muy poco necesario.


Y para empezar a trabajar no es necesario demasiado alemán (en la zona en la que yo vivo es alemán) para según que trabajos, pero si que piden un nivel mínimo del idioma y quienes están inscritos en la entidad cantonal de trabajo (RAV) les obligan practicamente a hacer cursos para aprender el idioma.







Todas esas noticias que se leen y se escuchan en los noticiarios sobre Suiza y sus fronteras se refieren a endurecer la selección de gente a la que se le concede el permiso de residencia. También hay que entender que mucha gente viene sin nada, están en el país sin trabajar y lo que menos quiere el estado es mantener casos sociales que simplemente generan gasto (si, se pagan impuestos en las compras de productos y demás, pero seguramente el dinero ingresado así es menor que el dinero que sale para apoyar casos sociales). Así que el que quiera venir tendrá que hacerlo con un contrato de trabajo o demostrando que economicamente puede sustentarse a si mismo hasta encontrar un trabajo, para que así no se convierta en un caso social al que al estado luego tenga que ayudar economicamente.
Puede sonar muy egoista o de un pensamiento muy de derechas, pero en caso de España ha pasado que dieron rienda suelta a la entrada de inmigrantes y ahora no saben que hacer con tanta gente en el paro. Así que de esta manera Suiza se cura en salud limitando la entrada a quien tenga ya un empleo o una manera de poder estar aquí sin generar gasto. El país es pequeño, está al límite en cuanto a infraestructuras como transporte público o viviendas, es como si por ejemplo toda la Península Ibérica decidiera ir a las Islas Baleares en busca de empleo, sería un descontrol (lo digo así para que se entienda eso de que Suiza es un país pequeño).

Con estas palabras mi intención no es ofender o desanimar a nadie ni mucho menos, simplemente intentar hacer entender la realidad de lo que sucede, que hay familias que han venido a probar suerte y se han quedado aquí sin nada, tan poco que ni si quiera se pueden permitir el regreso en un lugar en el que todo es extraño y ajeno, donde se habla una lengua que desconocen, sin dinero y sin trabajo y sin el apoyo cercano de sus familias.

Aquí se vive muy bien pero hay que venir siendo conscientes de la realidad, y ni si quiera para mi es fácil que tengo la nacionalidad suiza, que soy suiza retornada por llamarlo de alguna manera.


Seguiremos informando.



TEMAS RELACIONADOS
¿Cómo buscar piso en Suiza?
- ¿Cómo es una mudanza en Suiza?
Suiza: cosas que hay que saber antes de venir a la aventura.
Imprescindibles para buscar empleo en Suiza.
- Suiza: no todo es oro.
- La frialdad de los suizos.

Comentarios