Segundo día, ni una gota la famosa lluvia en London.

Después de un largo y agotador primer día de viaje, nos preparamos para un sorprende segundo día soleado y caluroso. Así es, por suerte pudimos disfrutar bien poco de la famosa lluvia londinense. 
Recargamos fuerzas con el típico desayuno británico, te negro y huevos revueltos con tostada, no hemos sido tan valientes por ahora de desayunar judías. 

Aproximadamente a las 9.15 de la mañana ya estábamos saliendo del hostel.
- Underground desde Liverpool Street hasta Westminster (Circle Line). Nuestra primera parada fue Westminster Abbey*, donde ya había una larga cola de gente para entrar y que para nuestra suerte no tuvimos que esperar porque hay una entrada a parte para quienes entran con el London Pass, la "London Pass Fast Track", con la que ahorramos unos 20 minutos de espera para entrar.
En la abadía hay audioguías gratuitas, que tengo que decir que el contenido es muy resumido pero muy completo. Cuentan datos históricos sobre el edificio y su construcción, eventos históricos que han tenido lugar allí, también detalles sobre las celebridades burguesas, científicas y literatas que están allí enterradas. Como curiosidad añadiré que se encuentran las tumbas de Isaac Newton y Charles Dickens entre otros.
Se interrumpen las visitas a cada hora en punto para dedicar tres o cuatro minutos a una pequeña oración, así que hay que tener en cuenta que uno debe quedarse en el lugar en el que está guardando silencio para molestar lo menos posible a quienes rinden culto a la religión. Nuestra visita duró alrededor de hora y media.
*(Horario de apertura. Lunes a viernes de 9:30 a 16:30, última admisión 13:30. Sábados de 9:30 a 14:30, últida admisión 13:30).





- Desde allí salimos caminando por la Parliament Street y Whitehall, paseando ante el Ministerio de Defensa para llegar hasta Trafalgar Square. Un lugar de tránsito para mucha gente, una pequeña isla de gente rodeada del estruendo del tráfico, que al ser peatonal aquel día estaba repleta de personas disfrutando del sol, nosotros también nos sentamos en las escaleras a las puertas de la National Gallery, para decidir nuestra próxima visita.

- Después de comer en Leicester Square, justo en la parte trasera de la National Gallery, caminamos viendo escaparates hasta el Covent Garden Market, un mercado fijo en el que se encuentran tiendas de productos hechos a mano y otras muchas curiosidades, también es una zona donde hay tiendas de famosas marcas. En la plaza del Covent Garden visitamos el London Transport Museum*, que no estaba en nuestra lista pero una vez allí no queríamos dejar pasar la oportunidad, y que además con el London Pass está incluida la visita. Es un museo muy curioso en el que se encuentra la evolución del transporte público de Londres desde sus comienzos hasta la actualidad, encontrando allí ejemplares originales de los primeros autobuses de dos plantas y los primeros vagones del metro.
El museo dispone de tienda, de la que es mejor pasar de largo si sois amantes del transporte público, con toda clase de artículos relacionados con el transporte público, incluyendo libros con rutas en bicicleta, tazas, camisetas y hasta cortinas de ducha del metro de Londres. Nosotros compramos allí el souvenir inteligente, una funda con el estampado del plano del metro para nuestros billetes y abonos de transporte, que ya estando en casa nos viene genial.
*(Horario de apertura. Lunes a sábado de 10 a 18h, última admisión 17:15h, el viernes abren a las 11h.)

- Paseamos por Leicester Square, donde hicimos un alto para refrescarnos tumbados en el césped de la plaza, en la que se encuentra una estatua dedicada a William Shakespeare. Después de retomar fuerzas nos sorprendimos con la enorme tienda de M&M's, cuatro plantas completamente dedicadas con todo tipo de artículos referentes a estas pequeñas chocolatinas. Entramos por curiosidad a echar un vistazo rápido y aquello es una completa locura de consumo. 



 

- Terminamos de ver la zona paseando hasta Picadilly Circus, emblemática e internacionalmente conocida plaza, sobre todo para quienes nos gusta el aspecto mas urbanita de la ciudad de Londres. Me decepcionó un poco sentido de que yo este lugar me lo imaginaba muchísimo mas amplío, mas grande. Y resulta ser una pequeña plaza, un cruce de calles en el que hay una zona peatonal, pero aun así me hizo ilusión estar allí, porque era de esos espacios que siempre he visto en la televisión, en películas y fotos que me han llamado mucho la atención. Es un punto de encuentro para mucha gente, como en Madrid la Puerta del Sol.

- Underground desde Picadilly Circus hasta London Bridge (Barkerloo y Jubilee Line).
Cruzamos el puente de Londres, paseamos bordeando el Thames disfrutando de las vistas del Tower Bridge*, famoso puente levadizo, icono de la ciudad de Londres. Paseamos hasta Tower of London**, nos sorprendimos con la cantidad de turistas amables, educados y respetuosos que nos encontramos haciendo aquel paseo, todos miraban de no entorpecer la foto de los demás, o nos pedían si les sacábamos una foto con sus cámaras, un ambiente muy distendido y divertido. Paseamos atravesando el London Bridge, sin hacer la visita a la exposición que hay en la parte superior del puente, y volvimos hasta el metro de London Bridge caminando por la otra orilla de Thames. El paseo por cierto es parte del conocido como Queen's Walk.
En aquella misma zona, a orillas del Thames, podréis encontrar el Design Museum, situado en Shad Thames, que nosotros dejamos pendiente la visita para otra ocasión.
*(Horarios de apertura de la exposición. Abril a septiembre, de 10 a 18h, última admisión 17:30h. Octubre a marzo, de 9:30 a 17:30h, última admisión 17h).
**(Horarios de apertura. 1 marzo a 31 octubre: Jueves a sábado de 9 a 17:30h, última admisión a las 17h. Domingo y lunes abren a las 10h. 1 noviembre a 28 febrero: Jueves a sábado de 9 a 16:30h, última admisión 16h. Domingo y lunes abren a las 10h).




Volvimos en metro hasta el hostel, estuvimos en un parque de la zona, un parque en el que las calles adyacentes están llenas de pubs y cafeterías, disfrutando del aire fresco antes de irnos a dormir, aquel día ni cenamos, comimos un par de sandwitches durante la tarde pero no hicimos cena de lo agotados que estábamos. Ya volveríamos a desayunar como es debido al día siguiente.

Los gastos alimenticios del segundo día: 54'38 Libras


Relacionado:
Preparativos para Londres (1) (2) (3) (4) (5) y consejos para viajar en avión.

Si te ha gustado esta publicación deja tu comentario y compártela en tus redes.

Comentarios