Entradas

Salto al vacío

Imagen
El fin de mi baja maternal es también el fin de mi contrato de trabajo. Después de casi 6 años trabajando para una empresa multinacional en la que las prestaciones sociales son estupendas, en la que dan a las madres dos semanas más de baja de maternidad que las que manda el estado como obligatorias, una de las primeras empresas en Suiza que tienen 4 semanas de paternidad, una empresa que está dentro de las mejores empresas del país, esas en las que supuestamente el empleado es feliz y está satisfecho.
A pesar de todo esto no he sido capaz de que me facilitasen horario fijo para lograr la conciliación familiar, no han querido entender que a las 9 de la noche mi hija no puede estar con una niñera, mi hija a esas horas debe estar con uno de sus padres. Tampoco han entendido que un bebé de cuatro meses de vida necesita una estabilidad. Ni si quiera con una reducción de jornada me aseguraban turnos fijos.
Ya no era solamente el horario, sino que los días que salgo a las 9 de la noche no l…

Las noches

Imagen
Llevo casi un mes sin venir por aquí, no me da la vida. Ha habido una serie de acontecimientos que han cambiado mi día a día y no tengo mucho tiempo de sentarme a escribir aquí largo y tendido. De esto ya contaré mas adelante cuando la situación se estabilice.


Las noches son un verdadero quebradero de cabeza, las noches son esos momentos en los que se pone a verdadera prueba hasta donde llega mi paciencia, una carrera de resistencia absoluta.

¿Por qué? Mi hija se despierta cada dos horas pidiendo biberón, el día que aguanta muchas horas dormida son cuatro horas seguidas y es a una hora a la que yo todavía tengo que cenar así que igualmente termino durmiendo solamente dos horas del tirón.
Sé que cada bebé tiene su ritmo, igual que cada bebé crece y aprende a su ritmo pues cada uno tiene sus noches y sus días y que los hay que duermen mas que otros, a mi me ha tocado una que no duerme, bueno duerme pero por fascículos.

Normalmente son cuatro biberones en una noche, y son los que deberí…

La hora del baño

Imagen
Tengo la sensación de que hace siglos que no paso por aquí y es que la pequeña duendecilla que nos ha regalado el bosque es dueña de mi tiempo, dueña de mis manos, dueña de mi sueño.

Hoy quiero hablar de la hora del baño, su primer baño fue a los 10 días de edad justo el día que se le cayó el cordón umbilical y le gustó o al menos no hubo protestas. Después fuimos incorporando la rutina de bañarla una vez a la semana y poco a poco hemos ido añadiendo baños. Ahora se baña cada dos días y le encanta.

Para mi ha sido importante que el baño sea siempre en la misma franja del día y ahora estamos en ese punto en el que ella relaciona baño con dormir y eso es genial. Al principio después del baño estaba como una moto, super activa, hasta que con el tiempo ha ido relacionando que después del baño es la hora de dormir. Normalmente se toma un biberón y un ratito después es cuando la baño, prefiero que haya comido porque ya he tenido la experiencia de bañarla teniendo un poco de hambre y la que…

Vuelve la locura

Imagen
Si, vuelve la locura.Vuelven mis ciclos irregulares y con ello la decisión de volver a las hormonas para no terminar loca cada vez que el ciclo dura una eternidad.
Ya han pasado los 28 días y mi regla no está aquí, a pesar de haber tomado precauciones siempre existe el pensamiento de un posible embarazo (esto ha sido siempre así con mis ciclos), el test dice que no estoy embarazada así que me quedo mas tranquila, solo un poco, sabiendo que esto es uno de mis ciclos irregulares, esos odiosos ciclos irregulares que tan mal me hacen sentir.

Tenía la esperanza que después del parto todo se estabilizara pero veo que no he tenido esa suerte, estoy bastante decepcionada porque no tengo ganas de volver a hormonarme, por mucho que sea el parche y sea mas suave y los efectos secundarios sean casi nulos en comparación a la píldora odio tener que andar acordándome cada semana de cambiar el parche, odio tener que gastarme un pastizal cada mes en estúpidas hormonas.

Se que existen los preservativo…

3 meses

Imagen
Han sido tres meses duros, tres meses sin dormir, meses en los que apenas he tenido tiempo para mi misma pero todo esfuerzo vale la pena. Han sido tres meses en los que el tiempo se ha detenido, todo mi mundo es mi hija y el resto pasa a un segundo plano de importancia.
Algo que ha cambiado en este tiempo es que ahora doy importancia a las cosas que la tienen, todas las pequeñeces por las que antes me enfadaba o que me hacían sentir mal ya no tienen ninguna importancia, ni me molesto en darles espacio en mi cabeza, ni me molesto en perder el tiempo en pequeñeces. Hace muchos años esto era así pero con la infertilidad me he ido minando y me preocupaba por la mas mínima idiotez y en estos tres meses todo ha vuelto a la normalidad en este aspecto, vuelvo a preocuparme de lo que de verdad importa.

Han sido tres meses en los que he recuperado mi viejo yo, tres meses en los que además he descubierto cosas de mi misma que no imaginaba, entre otras cosas he aprendido a gestionar mi tiempo, l…

El tiempo

Imagen
No tengo tiempo de mucho, bueno, mejor dicho todo mi tiempo es para el bebé y los ratos en los que ella duerme se convierten en una contrarreloj en la que en cuestión de un par de segundos tengo que establecer prioridades y decidir qué hacer primero. Hay días en los que básicamente la pregunta es si aprovechar ese ratito para comer o para dormir porque estoy tan agotada que no me da para pensar en las tareas de casa y no me importa que haya unos cuantos platos sin fregar en la cocina o un montón de ropa por recoger que mis necesidades básicas deben estar cubiertas antes de nada.

Hay otros ratos en los que no se bien si meterme en la ducha, lavarme los dientes, vestirme de persona, poner la lavadora, limpiar la cocina, hacer la cama, tirarme en el sofá a verme algún capítulo de la serie que esté viendo, todo a contrarreloj. Y evidentemente esto sin tener expectativas de mucho porque basta que me alegre de tener tiempo para echarme una siesta de media hora para que la niña se despierte…

2 meses

Imagen
Han sido los meses más largos de mi vida, el hecho de dormir un par de horas cada noche o incluso no dormir en absoluto hace que el tiempo pase muy lento. Ahora con la lactancia artificial estamos algo mejor porque Marido y yo nos turnamos para los biberones y Bebé se agobia menos, creo que ella nota que estamos más tranquilos, ella nota mi descanso y mi tranquilidad.
Que el tiempo esté pasando tan despacio también tiene sus ventajas y es que a pesar de despertarme cada dos horas disfruto de cada sonrisa, de cada mirada y hasta de cada cambio de pañal.

Han sido dos meses en los que he puesto al límite mi paciencia, yo que soy de quererlo todo para ayer a ser posible me he visto en un aprendizaje obligado para llenar mi día a día de kilos y kilos de paciencia. Si es cierto que durante el embarazo he estado irreconocible y es que nunca en mi vida había estado tan calmada como lo he estado entonces y eso me ha ayudado un poco a respirar y coger aire en los momentos de más tensión y agot…

Adiós lactancia, adiós

Imagen
Tengo sentimientos enfrentados, por un lado me entristece muchísimo no darle algo tan mío y tan intimo a mi bebé y por otro lado siento alivio porque me estaba costando muchísimo esfuerzo y energía.

Muchas madres me dicen aquello de “mamá feliz, bebé feliz” pero no sé por qué dejar la lactancia materna me causa la sensación de ser mala madre porque ya cuando establecí lactancia mixta he tenido que escuchar comentarios en mi contra, es cierto que la leche materna es lo mejor con lo que puedo alimentar a mi bebé pero si no me queda energía ni para parpadear ¿qué le estoy dando a mi bebé?
Igual suena bestial si lo digo así pero de haber sabido que la lactancia me iba a resultar tan difícil y llena de complicaciones me hubiera ahorrado el esfuerzo, porque ahora mismo siento que he perdido mes y medio de mi bebé, mes y medio que se ha ido en lágrimas, nervios, dolores, grietas, noches sin dormir porque la niña no conseguía comer... mes y medio que se podría haber ido en disfrutar mucho má…

Amor, amor, amor

Imagen
Desde finales de julio, los horarios en esta casa son un desbarajuste completo, siempre digo que estamos de fiesta porque yo acostumbraba a estar despierta a las 4 de la mañana por este motivo y sino yo solía dormir porque es mi deporte favorito.
El primer mes con el bebé en casa y sido muy duro, no me voy a atrever a decir que es lo más duro por lo que he pasado hasta ahora en vida pero si diré que es una de las cosas más duras y de resistencia física y mental a las que he enfrentado. Ni si quiera los años de búsqueda de embarazo han sido así porque en esos momentos Marido y yo hemos sido responsables de nosotros mismos y si se nos iba la cabeza no era grave, l gran diferencia es que ahora somos responsables de una criatura que nos necesita para todo en este mundo y eso hace que la presión de la responsabilidad en un momento de crisis sea incalculable y no se puede mandar todo a la mierda y salir corriendo. Si ahora mismo en una entrevista de trabajo me preguntasen qué tal soy traba…

Saliendo del agujero

Imagen
Siempre he pensado que la leche de fórmula es el demonio, una de las razones de ello es que están producidas por grandes multinacionales. Siempre he imaginado mi maternidad con lactancia materna exclusiva, no es que lo idealizase pero así es como estaba en mi cabeza, así es como siempre me lo había imaginado pero nunca me habían contado lo difícil que resulta la lactancia materna.
He leído sobre brotes de crecimiento, he visto conferencias sobre la importancia de los primeros momentos con el bebé después del parto para favorecer un buen establecimiento de la lactancia y en las que además explican la posición en la que debe estar el bebé para que no se den problemas. Todo muy técnico y objetivo pero nadie me había hablado del factor psicológico, de la carga emocional, del agotamiento físico y mental que supone la lactancia materna.

En mi última publicación hablé que en casa tomamos la decisión de introducir un biberón de leche de fórmula al día, dejando a un lado mi postura sobre la l…