Entradas

Vuelve la locura

Imagen
Si, vuelve la locura.Vuelven mis ciclos irregulares y con ello la decisión de volver a las hormonas para no terminar loca cada vez que el ciclo dura una eternidad.
Ya han pasado los 28 días y mi regla no está aquí, a pesar de haber tomado precauciones siempre existe el pensamiento de un posible embarazo (esto ha sido siempre así con mis ciclos), el test dice que no estoy embarazada así que me quedo mas tranquila, solo un poco, sabiendo que esto es uno de mis ciclos irregulares, esos odiosos ciclos irregulares que tan mal me hacen sentir.

Tenía la esperanza que después del parto todo se estabilizara pero veo que no he tenido esa suerte, estoy bastante decepcionada porque no tengo ganas de volver a hormonarme, por mucho que sea el parche y sea mas suave y los efectos secundarios sean casi nulos en comparación a la píldora odio tener que andar acordándome cada semana de cambiar el parche, odio tener que gastarme un pastizal cada mes en estúpidas hormonas.

Se que existen los preservativo…

3 meses

Imagen
Han sido tres meses duros, tres meses sin dormir, meses en los que apenas he tenido tiempo para mi misma pero todo esfuerzo vale la pena. Han sido tres meses en los que el tiempo se ha detenido, todo mi mundo es mi hija y el resto pasa a un segundo plano de importancia.
Algo que ha cambiado en este tiempo es que ahora doy importancia a las cosas que la tienen, todas las pequeñeces por las que antes me enfadaba o que me hacían sentir mal ya no tienen ninguna importancia, ni me molesto en darles espacio en mi cabeza, ni me molesto en perder el tiempo en pequeñeces. Hace muchos años esto era así pero con la infertilidad me he ido minando y me preocupaba por la mas mínima idiotez y en estos tres meses todo ha vuelto a la normalidad en este aspecto, vuelvo a preocuparme de lo que de verdad importa.

Han sido tres meses en los que he recuperado mi viejo yo, tres meses en los que además he descubierto cosas de mi misma que no imaginaba, entre otras cosas he aprendido a gestionar mi tiempo, l…

El tiempo

Imagen
No tengo tiempo de mucho, bueno, mejor dicho todo mi tiempo es para el bebé y los ratos en los que ella duerme se convierten en una contrarreloj en la que en cuestión de un par de segundos tengo que establecer prioridades y decidir qué hacer primero. Hay días en los que básicamente la pregunta es si aprovechar ese ratito para comer o para dormir porque estoy tan agotada que no me da para pensar en las tareas de casa y no me importa que haya unos cuantos platos sin fregar en la cocina o un montón de ropa por recoger que mis necesidades básicas deben estar cubiertas antes de nada.

Hay otros ratos en los que no se bien si meterme en la ducha, lavarme los dientes, vestirme de persona, poner la lavadora, limpiar la cocina, hacer la cama, tirarme en el sofá a verme algún capítulo de la serie que esté viendo, todo a contrarreloj. Y evidentemente esto sin tener expectativas de mucho porque basta que me alegre de tener tiempo para echarme una siesta de media hora para que la niña se despierte…

2 meses

Imagen
Han sido los meses más largos de mi vida, el hecho de dormir un par de horas cada noche o incluso no dormir en absoluto hace que el tiempo pase muy lento. Ahora con la lactancia artificial estamos algo mejor porque Marido y yo nos turnamos para los biberones y Bebé se agobia menos, creo que ella nota que estamos más tranquilos, ella nota mi descanso y mi tranquilidad.
Que el tiempo esté pasando tan despacio también tiene sus ventajas y es que a pesar de despertarme cada dos horas disfruto de cada sonrisa, de cada mirada y hasta de cada cambio de pañal.

Han sido dos meses en los que he puesto al límite mi paciencia, yo que soy de quererlo todo para ayer a ser posible me he visto en un aprendizaje obligado para llenar mi día a día de kilos y kilos de paciencia. Si es cierto que durante el embarazo he estado irreconocible y es que nunca en mi vida había estado tan calmada como lo he estado entonces y eso me ha ayudado un poco a respirar y coger aire en los momentos de más tensión y agot…

Adiós lactancia, adiós

Imagen
Tengo sentimientos enfrentados, por un lado me entristece muchísimo no darle algo tan mío y tan intimo a mi bebé y por otro lado siento alivio porque me estaba costando muchísimo esfuerzo y energía.

Muchas madres me dicen aquello de “mamá feliz, bebé feliz” pero no sé por qué dejar la lactancia materna me causa la sensación de ser mala madre porque ya cuando establecí lactancia mixta he tenido que escuchar comentarios en mi contra, es cierto que la leche materna es lo mejor con lo que puedo alimentar a mi bebé pero si no me queda energía ni para parpadear ¿qué le estoy dando a mi bebé?
Igual suena bestial si lo digo así pero de haber sabido que la lactancia me iba a resultar tan difícil y llena de complicaciones me hubiera ahorrado el esfuerzo, porque ahora mismo siento que he perdido mes y medio de mi bebé, mes y medio que se ha ido en lágrimas, nervios, dolores, grietas, noches sin dormir porque la niña no conseguía comer... mes y medio que se podría haber ido en disfrutar mucho má…

Amor, amor, amor

Imagen
Desde finales de julio, los horarios en esta casa son un desbarajuste completo, siempre digo que estamos de fiesta porque yo acostumbraba a estar despierta a las 4 de la mañana por este motivo y sino yo solía dormir porque es mi deporte favorito.
El primer mes con el bebé en casa y sido muy duro, no me voy a atrever a decir que es lo más duro por lo que he pasado hasta ahora en vida pero si diré que es una de las cosas más duras y de resistencia física y mental a las que he enfrentado. Ni si quiera los años de búsqueda de embarazo han sido así porque en esos momentos Marido y yo hemos sido responsables de nosotros mismos y si se nos iba la cabeza no era grave, l gran diferencia es que ahora somos responsables de una criatura que nos necesita para todo en este mundo y eso hace que la presión de la responsabilidad en un momento de crisis sea incalculable y no se puede mandar todo a la mierda y salir corriendo. Si ahora mismo en una entrevista de trabajo me preguntasen qué tal soy traba…

Saliendo del agujero

Imagen
Siempre he pensado que la leche de fórmula es el demonio, una de las razones de ello es que están producidas por grandes multinacionales. Siempre he imaginado mi maternidad con lactancia materna exclusiva, no es que lo idealizase pero así es como estaba en mi cabeza, así es como siempre me lo había imaginado pero nunca me habían contado lo difícil que resulta la lactancia materna.
He leído sobre brotes de crecimiento, he visto conferencias sobre la importancia de los primeros momentos con el bebé después del parto para favorecer un buen establecimiento de la lactancia y en las que además explican la posición en la que debe estar el bebé para que no se den problemas. Todo muy técnico y objetivo pero nadie me había hablado del factor psicológico, de la carga emocional, del agotamiento físico y mental que supone la lactancia materna.

En mi última publicación hablé que en casa tomamos la decisión de introducir un biberón de leche de fórmula al día, dejando a un lado mi postura sobre la l…

Crisis.. crisis .. crisis ...

Imagen
De crisis va la cosa, y es que después del último post en el que contaba como estaba siendo el postparto, las dos siguientes semanas también tuvieron algunos brotes de crisis.


Parecía que la crisis de la lactancia que se da a las dos semanas de vida del bebé no se iba a terminar nunca. Durante varios días tuve a Hija pegada a mi 24/7, yo era una mezcla de sudor y leche pegada y la niña un bollito relleno de leche porque la cosa era de teta en teta y tiro porque me toca.
Era dejarla en la cuna del salón con Marido, irme a la habitación con intención de dormir y al minuto tenerla llorando porque quería mas teta ¡Qué desesperación! Mi desesperación casi me hace explotar, tanto que lo solté todo en Twitter.
En las dos últimas semanas Marido y yo hemos tomado una decisión, incluyo a Marido porque él está muy preocupado por mi estado, ambos necesitamos descansar. Siempre me he guiado por impulsos y por sentido común, pero esta decisión me ha costado un poco por el tema de la presión social…

Postparto: mis consejos

Imagen
¡Hola hola! Las cosas que cuento en mi blog se basan siempre en mi experiencia personal, si eres habitual por aquí lo sabrás. Esta vez, después de mas de dos semanas de postparto, quiero contar unos consejos con cosas que a mi me han sido muy útiles y me han ayudado muchísimo durante las primeras semanas después del parto, entre tomas, siestas y algunos ratitos breves despegada de la niña al fin he podido terminar esta publicación.


# Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio Lo primero que para mi ha sido muy importante es tener el mueble cambiador con todo listo y ordenado, de tal manera que todo lo básico necesario esté bien accesible, y si te puedes aprender de memoria donde esta cada cosa mucho mejor. Así cuando te toque cambiar el pañal a las tantas de la noche con los ojos pegados y medio en sueños no tendrás que pegarte buscando todo, te ahorrará tiempo y nervios (esto es válido para la reciente mamá y también aplicable a su pareja).

# Agua al agua Algo básico para los cui…

Mi embarazo y la fruta

Imagen
Nunca había sido una persona de comer fruta, parecía ser alérgica a toda la ruta y cuando la comía era por casi por obligación. Mi pasillo preferido en el supermercado era el de los dulces y la bollería, yo allí era feliz, el paraíso de las guarrerías, en mis visitas a España era obligada la visita a esta sección del supermercado para comprar cosas como donuts, napolitanas rellenas de chocolate y kilos de algunas galletas (algunas hasta me las traía en la maleta), un poco locura teniendo en cuenta que la calidad de la fruta que se encuentra en España es mucho mejor que la que se puede encontrar en Suiza, o al menos es mas fácil encontrar fruta de mejor calidad que aquí.

Fue quedarme embarazada y fue un cambio de un día para otro, desde las primeras semanas de embarazo empecé a desarrollar un gran asco a toda la bollería, adiós muffins de chocolate y los donuts rellenos de crema y empecé a sentirme en casa en la sección de la frutería, tan a gusto que me costaba decidir qué fruta llev…